Inicio > Comunicación > Comunicación condicionada

Comunicación condicionada

Los montajes y casos en los que se manipula una imagen con fines políticos o propagandísticos no son nuevos.

En esta ocasión le ha tocado a la prensa iraní que ha ‘retocado’ una imagen de Ashton por considerar que su escote era demasiado generoso.  La foto se tomó durante las conversaciones de la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y el negociador iraní Said Jalili sobre materia nuclear en Estambul.

La única lanza que se puede romper en favor de la prensa iraní es que en este caso, la manipulación no persigue el desprestigio ajeno ni el ensalzamiento propio, sino, únicamente el mantenimiento del ‘decoro’. Y eso pese a que  el escote de la británica no era espectacular.

Según la información, publicada por la BBC Británica, desde Irán apunta a que la práctica es “bastante normal y comprensible”, debido a las diferencias entre la cultura occidental y de Irán. “No es algo que pretende ser un insulto o mala educación, o tratar de dañar la imagen de alguien, es sólo para evitar problemas”, añadieron las fuentes de la cadena británica.

No es la primera, ni será la última vez que ocurre algo así. Ni si quiera hay que irse hasta irán para comprobar que estas cosas ocurren. No hay más que recordar la ‘liposucción’ de Sarkozy o el ‘liderazgo’ del cuestionado presidente egipcio Mubarak. Los políticos y los periodistas son conscientes del poder que tiene una imagen para transmitir un mensaje a la población y si éste se puede emplear en beneficio propio o desprestigio ajeno, mucho mejor. Pero éstas artes pueden volverse contra de sus creadores si son descubiertas y el riesgo de que esto ocurra en la era de Internet es muy elevado.

Sin embargo, no es necesario el empleo de programas de edición para poner en entredicho a determinado líder. Basta con la selección de un buen encuadre o un corte en el lugar preciso para alterar por completo el significado de una imagen. Los ejemplos de ‘recorte’ también son muchos, abundando en los periodos de guerra, cuando las imágenes pueden ser potentes vehículos para movilizar a la población y desmotivar al enemigo.

No hace mucho que en España hemos encontrado un caso de fotografía ‘curiosa’. En esta ocasión no hay retoque con Photoshop, tan sólo la mencionada selección de un encuadre que puede desconcertar al lector y desprestigiar al político. El contexto: la convención del Partido Popular en Sevilla en la que el lema fue ‘Puedes Confiar’. No se sabe si fue error de quién diseñó el slogan, de quién decidió el diseño de las creatividades o sencillamente el ingenio del fotógrafo para jugar con las palabras. En cualquier caso, un ejemplo más de que la manida frase  una imagen vale más que mil palabras tiene más sentido que nunca.

Anuncios
Categorías:Comunicación Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: