Inicio > Comunicación > Comunicación de crisis en la red (II): catástrofes naturales

Comunicación de crisis en la red (II): catástrofes naturales

Las catástrofes naturales que han tenido lugar durante los últimos años, así como las recientes manifestaciones, han tenido un único protagonista en lo que a la comunicación respecta: Internet y, sobre todo, las redes sociales, que nos han informado de forma simultanea y desde el mismo lugar de los acontecimientos.

Un caso de eficacia en el uso de las redes sociales durante una catástrofe natural es la estrategia puesta en marcha por la aerolínea escandinava SAS. A principios de 2010, cuando la nube de ceniza procedente del volcán islandés Eyjafjalla provocó que cientos de miles de personas se quedaran en tierra,  SAS supo reaccionar y usó Facebook para mantener a los pasajeros informados de forma instantánea.

Las redes sociales en el desastre de Japón desarrollan una tarea de acompañamiento y búsqueda de personas, de medio de comunicación con familiares en el extranjero cuando fallaron otros canales; a los pocos días de la catástrofe, nada más recuperar la conexión, los japoneses se volcaron en las redes sociales que fueron su enlace con el resto del mundo, permitiendo mostrar imágenes y sonidos, flashes de la catástrofe en el momento mismo en el que estaba aconteciendo. Desde el principio, se han abierto canales de comunicación al servicio de los damnificados con el fin de ofrecerles ayuda: Skype ha repartido bonos de llamadas gratuitos; Google ha puesto a disposición de la población un buscador para localizar personas o controlar el estado del mar y alertar de nuevos tsunamis; You Tube ha abierto un canal con el fin de poner en contacto a la población afectada que ha no sabe dónde se hallan sus familiares y amigos.

Del mismo modo, las redes han mantenido una gran utilidad en el ámbito informativo y periodístico. Toda esta información ha sido difundida, retuiteada y publicada por miles de usuarios en todo el mundo. Periodistas y medios de comunicación se han valido de esta preciosa fuente de información para contarnos los acontecimientos de último minuto.

Las redes sociales, nacidas para facilitar y agilizar la comunicación, encuentran en el contexto de las catástrofes, una nueva vocación: el servicio social. Gracias a ellas ha sido posible lograr mayor efectividad en la organización de ayuda y la movilización de voluntarios para las operaciones de rescate. Su uso ha dejado a un lado a los intermediarios clásicos de la comunicación, (Tv y radio), que no contaban con la suficiente  inmediatez en la difusión de información urgente. En cambio, ha permitido obtener información pública directamente de las fuentes y con una rapidez imposible de alcanzar con otros medios.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: