Inicio > Comunicación, Empresa > Comunicación ambiental

Comunicación ambiental

Productos tóxicos, vertidos, envases reciclables… La comunicación ambiental se ha convertido en una necesidad en toda empresa y no sólo como parte de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. Las organizaciones de todo el mundo se enfrentan hoy a la necesidad de explicar las implicaciones ambientales de sus actividades, productos y servicios así como a la de aportar y comunicar su propio granito a la salvaguardia del medio ambiente.

Las nuevas inquietudes y expectativas lo requieren, ya que el medio ambiente y el cambio climático son dos temas al orden del día tanto en la agenda mediática cuanto ciudadana. La preocupación por el deterioro ambiental crece cada día, sobre todo entre los jóvenes, los universitarios y los adultos de clase media-alta, cuya educación y cultura ha sido marcada por estos temas.

La comunicación ambiental, en efecto, es el proceso de compartir la información relacionada con el medio ambiente con las partes interesadas – tanto internas como externas a la organización. A través de ella, las empresas intentan crear confianza alrededor de su marca, propiciar la formación de asociaciones y grupos de apoyo y aumentar la toma de conciencia que influye en comportamientos y decisiones de compra de los consumidores.

El proceso de comunicación va estrictamente relacionado con los valores de una empresa o institución. Es fundamental, por lo tanto, que la entidad se considere miembro responsable dentro de la sociedad y tenga en cuenta las expectativas de los grupos que estén interesados o que resulten afectados por su desempeño ambiental. Resulta de importancia capital saber comunicar un sentido de responsabilidad común. Por ello, es necesario marcar en la estrategia un enfoque global, que reconcilie los intereses y las perspectivas de los diferentes agentes involucrados.

Se trata de un proceso comunicacional completo ya que la empresa hace participe a los agentes de sus compromisos y políticas en el desempeño ambiental. Por otro lado, los actores proporcionan sugerencias para la mejora continua de estas políticas y su progreso sostenible. Por lo general, la comunicación resulta más efectiva si se muestra que está vinculada con las actividades de determinados agentes que intervienen de algún modo sobre el medio ambiente. Los datos, los ejemplos y los documentos audiovisuales son de gran importancia en este sentido.

El potencial de Internet encuentra su máximo despliegue en la comunicación ambiental. Las redes sociales, los blogs y las herramientas de la red pueden ser empleados en la difusión de información, publicación de textos de análisis y reflexión, creación de eventos y la subida de videos, fotos y presentaciones interactivas.  A través de esta plataforma se amplía el público al que se dirigen las informaciones y se optimizan recursos.

La organización de eventos que involucren a la ciudadanía es otro potente instrumento de difusión de ideas y políticas ambientales que juega a favor de la imagen de la empresa ya que son muy llamativos a nivel mediático. Por último, las acciones de educación ambiental fomentan la toma conciencia no sólo sobre los problemas relacionados con el ambiente sino también para posicionar a la empresa como una alternativa válida entre la competencia.

Un filón que, bien empleado, puede mejorar mucho la percepción de una compañía.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: