Inicio > Comunicación, Empresa > Comunicación de cambio

Comunicación de cambio

No son pocas las ocasiones en las que las organizaciones y administraciones ven necesario comunicar cambios. Desde modificaciones en las organización interna de una compañía a los cambios en la imagen corporativa y valores de una empresa pasando por adquisiciones y ventas.

Comunicar bien este tipo de procesos influye de manera directa en el control de la inquietud e inseguridad de las personas que se puedan ver afectadas por dichos cambios, por lo que la correcta comunicación de estos procesos adquieren una importancia considerable.

Las modificaciones en uno u otro sentido pueden ser tremendamente variables tanto en su fin como en los procesos para llevarlos a cabo. Así, en ocasiones nos encontramos con cambios de imagen que pueden durar meses o años (como es el caso de Caja Madrid, que, tras pasar a ser Bankia continúa conservando buena parte de sus sucursales y oficinas con antuguos rótulos) u otros que se desarrollen de una manera puntual y en cierto punto sorpresiva, como fue el caso de Movistar, cuando decidió cambiar su logotipo y dar un giro sustancial en sus valores y representación gráfica.

En ocasiones, se requiere que los trabajadores participen de estos cambios para que asimilen y se adapten mejor a las modificaciones de cara a trasmitirlo día a día en su trabajo con clientes o proveedores. Cuanto más coherente y sólida sea la comunicación de una compañía, empezando por el peso de su propio personal, mejores serán sus resultados. De nada sirve desarrollar campañas millonarias de publicidad si las noticias y la percepción que se tiene de la compañía es adversa (un buen y duro ejemplo de esto lo encontramos en France Telecom).

La comunicación de una compañía, para ser buena debe ir de dentro a fuera. No nos cansamos de repetir que los mejores embajadores de una firma son sus trabajadores. Sus reuniones, su presencia, sus experiencias personales. Todo contribuye a desarrollar los pilares de una imagen que trasmita correctamente y que por tanto son aspectos que, en la medida de lo posible, se deben cuidar.

En el ámbito de los cambios, la influencia del conjunto de la empresa también es esencial de cara a coordinar y hacer más coherente las modificaciones. Campañas de espectación o campañas progresivas deben contar con el respaldo y la coordinación del máximo número de departamentos posibles (márketing, comunicación, recursos humanos, dirección, etc).

Sólo siendo conscientes del reto que supone la comunicación de cambio, se podrá asumir con garantías para, de este modo, evitar incertidumbres e inquietudes por parte de accionistas, personal y clientes. Más comunicación, más marca, más seguridad.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. septiembre 21, 2014 en 4:30 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: